El tonto
Cuerpo

Literalmente, la isla virtual por la que en algún momento han pasado los 200 millones de usuarios registrados de Fortnite durante 10 temporadas ha desaparecido de la faz de la tierra.

Quienes asistieron al final de la temporada el pasado domingo vieron como un asteroide impactaba en el campo de batalla borrando por completo el mapa de tantas victorias y derrotas.

Fortnite es un videojuego gratuito de supervivencia en el que varios jugadores cooperan para construir estructuras con materiales y herramientas que se hallan en su universo. Su modo más popular es Battle Royale, en el que 100 jugadores se enfrentan entre sí para ver quién es el último sobreviviente.

En otra de sus versiones, el Fortnite Save the World, cuatro jugadores deben cooperar en la lucha contra una tormenta repleta de zombies.

Un agujero negro con un halo azul metálico sustituye el mundo virtual a la espera de que Epic Games, la propietaria del famosos videojuego, lancé la próxima temporada, que promete sorpresas. Pero Fortnite ha eliminado todos sus tuits y los jugadores no pueden acceder al juego, lo que ha puesto nerviosos a muchos.

La firma simplemente está ejecutando una transmisión en vivo del agujero negro, que ha tenido más de 290.000 me gusta en Twitter y su página web mantiene a unas 50.000 personas atentas al agujero negro.

La principal preocupación de muchos es si Epic guardará para las próximas versiones los objetos, monedas y personajes comprados en su tienda. Algunos han invertido mucho tiempo y dinero en conseguir mejoras para sus personajes virtuales.

Se espera que la empresa introduzca "bots" para reemplazar a jugadores humanos, en un esfuerzo por atraer más jugadores y hacer que las batallas tengan un nivel adecuado para todos sus participantes.